Lopetegui mantuvo su idea inicial y jugó sin un delantero centro definido, o con Silva ejerciendo, camiseta seleccion brasil 2022 que para el caso es lo mismo. Al enviar Die Erlkönig para su publicación, el responsable la mandó de vuelta a un compositor de medio pelo del mismo nombre que vivía en Dresden. Se trata en esencia de una compilación de poesía erótica, tan subida de tono que durante un periodo de la Edad Media se prohibió su lectura para menores de 30 años «para que no lo interpreten como una malvada carnalidad».