Este evento es el más famoso y el que cuenta con mayor cantidad de espectadores del mundo, doblando la audiencia de los Juegos Olímpicos. Introdujo a Orsic faltando poco más de cinco minutos para que concluyeran los 120 totales del tiempo extra y de sus pies llegó el balón a su compañero en el Zagreb, Bruno Petkovic, para igualar una contienda que les ha dado el pase en otra nueva tanda de penaltis.